Audios de #LocoMundoInternacional...

Audios de #52minutos

23 de febrero de 2007

La reflexión de hoy, lunes 23 de febrero

Un saludo muy cordial a nuestros amigos, y de nuevo, nuestro agradecimiento por su participación e interés.

Respecto a los comentarios que suscitó nuestra columna anterior, destaco el gusto que me dio encontrar comentarios de Alicia y de Idseven, "viejos" amigos y queridos compañeros de este blog desde tiempo atrás. Gracias a Alfonso por su testimonio, a José Torres por haberse tomado la molestia de copiar la columna del comentarista Leopoldo Mendívil; respecto a lo que el maestro Mendívil dice, solo quisiera puntualizar que los más de tres mil millones que el IFE entrega este año a los partidos políticos, ni un centavo será para pagar tiempos ni de radio ni de televisión, ya que el propio IFE asignará tiempos oficiales -es decir, sin costo- a dichos partidos; sí en cambio comprarán espacios en medios impresos, llenarán las bardas de pintarajos, las calles de banderolas, "pasacalles", y toda clase de plásticos, así como artículos promocionales de toda índole.

Al anónimo de la triste ortografía, le manifiesto mi respeto a sus opiniones, pero le invito a que cuando nos honre con su presencia en este blog, no sea grosero ni profiera tantos insultos. No es necesario hacer eso para expresar su opinión, la cual siempre será bienvenida. Por si fuera poco, todavía me atrevo a pedirle que al menos se invente un apodo para entrar aquí, y así poder identificarnos.

Gracias a nuestro líder, el maestro Apolo, por su apoyo y por mantener este benemérito espacio. Y a Vero y a Sánchez Vargas, también gracias.

Pasando a otras cosas, el peso sigue cayendo. Muchas personas me preguntan si conviene comprar dólares. La verdad, no tengo respuesta, porque cada caso es diferente. ¿Necesitan los dólares? ¿tienen deudas en dólares que tendrán que pagar en un momento dado? entonces sí, compren dólares. ¿Van a viajar al extranjero? lo mismo; pero si no necesitan dólares, ni tienen planes para viajar al extranjero, ¿para qué comprar una divisa que rinde menos del 1% anual, y eso si tenemos forma de invertirlo en certificados de depósito o el llamado "Money Market"? La verdad es que la devaluación del peso se debe a varios factores, que son distintos ahora que lo que sucedió en octubre y noviembre del año pasado.

Entre otros, que los bancos están comprando muchos dólares para enviar a sus casas matrices, casi todas ellas emproblemadas; otra razón es que nuestras exportaciones se han caído muchísimo: las de mercancías, por la baja en la demanda en los Estados Unidos; las de petróleo, porque producimos menos y porque el precio ha bajado muchísimo, también por falta de demanda. Finalmente, la violencia provocada por el crimen organizado ante la embestida frontal del Estado mexicano, la cual no tiene para cuando resolverse, también provoca que los inversionistas se espanten y se lleven su lana a otros países.

En fin. No está fácil, y estamos en lo que probablemente sea el momento más difícil de esta crisis, el cual se prolongará por lo menos hasta finales de abril. En tanto, mis mejores deseos para todos ustedes, mi recomendación como siempre de cuidar su empleo, su negocio, su presupuesto, evitar endeudarse, si es posible bajar deudas, y sobre todo, no lleven a su casa los problemas. Que por lo menos ahí se viva un espacio de alegría, felicidad, optimismo y mucho amor. Es también lo menos que podemos hacer por nuestros niños.

Abrazos,

Enrique Vigil H






17 comentarios:

  1. NO SOPORTO A LA TAL QUETA.. me hace ir de malas al trabajo, disculpen pero que FALSA,

    ResponderEliminar
  2. Gusto en saludarlo, Maestro Vigil:
    Si tenemos unos ahorritos, entonces que conviene hacer? Guardarlos bajo el colchón? Comprar Euros? Oro? arte?

    ResponderEliminar
  3. José Torresfebrero 27, 2009

    COMPARTO ESTE ARTICULO

    PONGO UN EJEMPLO MAS de las constantes muestras de cinismo, ya no sólo con las que nos amanecemos, sino con las que “convivimos” a lo largo del día y con las que nos vamos a la cama: el “dobleteo” del salario con el que se despacharon los funcionarios del IFE. No conformes con su sueldo de 175 mil pesos, se lo aumentaron a 333 mil en medio de una crisis insultante que “nos viene de afuera”, pero de la que habremos de salir “fortalecidos”, porque así lo dicen los spots. Como nota de color o apéndice cínico, los ciudadanos debemos agradecer que no estamos solos. Contamos con la solidaridad de personajes como el senador Monreal, nuestro Charlton Heston de la Cámara alta, que no tuvo empacho en disparar sus temibles balas de labia: “Es insultante el aumento salarial de los consejeros del IFE”.

    JOSÉ ANTONIO CRESPO, que en Excélsior ha seguido las aristas del abstencionismo o la anulación del voto, recibió en días pasados comentarios de lectores que al margen de expresar su disgusto con el entorno en el que tendrán lugar las llamadas “elecciones intermedias”, demuestran una incipiente conciencia (y escribo incipiente porque los comentarios podrían multiplicarse) del significado que tendría la anulación en contraste con el abstencionismo.

    ALGUNOS ELECTORES hablan de redes promoviendo la anulación, otros de leyendas específicas que acompañarían a la boleta anulada y otros más rescatan una propuesta de reforma, que por supuesto no pasó el muro de piedra de la partidocracia, que en otros países contempla la posibilidad de imprimir boletas en las que es viable contar con una opción más a la larga lista de colores, siglas y candidatos que pueblan las papeletas: “ninguno de ellos”.

    EN OTRAS PALABRAS, pensar en la opción anulatoria reflejada en un espacio de la boleta tendría un efecto devastador en los cimientos de esta transición fallida que amenaza con el retorno de los tiranosaurios rex. Cierto, el abstencionismo es un indicador, pero mientras no contemos con una posibilidad impresa que refleje la anulación y sea factible cuantificarla los ciudadanos tendremos que seguir luchando desde ámbitos apartidistas. No es la pinta ni la colorada, son la pinta, la colorada, la de rayas y la de cuadros las que seguirán manteniendo al país polarizado sin perder sus privilegios mientras, como el juego de la perinola, (casi) TODOS PIERDEN. ¿O no?

    ResponderEliminar
  4. José Torresfebrero 27, 2009

    La legalización de la droga

    Estamos en guerra. El lado oscuro se ha fortalecido, está mejor organizado y no muestra signos de debilidad. Incluso, están convenciendo a elementos dentro de nuestra familia, de nuestra sociedad para unirse a su causa, convirtiéndolos en adictos sin que sean detectados. Usan las mejores armas disponibles: ingeniería social, huecos en nuestra estrategia de seguridad, huecos en nuestra moral y trabajan en la última tecnología usando a ex presidentes de voceros para ser invencibles.

    Un breve análisis del efecto de las legalizaciones se ve en la música y en los artículos de alta demanda, el consumo legal se ve rebasado por el consumo de lo ilegal. es el caso de la piratería, la piratería es producto de una cultura, de una necesidad que no se satisface por los costos de lo legal, la legalización atraería a más adictos y es fomentar un vicio, un vicio tiene una característica que es una costumbre que se ha incrementado hasta el grado de no poder controlar el habito, existe vicio a el juego, a la tv, a la computadora y es un vicio cuando la actividad se convierte en adicción, para satisfacer el incremento de uso se buscara como lograrlo a menor costo con mayor consumo cada vez mayor

    La legalización abriría las puertas a más consumidores que serian posibles adictos y generaría mayores volúmenes de demanda, que mucha de ella seria satisfecha ilegalmente, el sr Zedillo es preparado y sabe de qué habla, los narcos son preparados tienen redes poderosas, y son tan poderosos que ha enfrentado a un estado con todo y su ejército tienen unas industrias rentables, no podemos pensar que la maldad es ignorancia, solo basta ver los fraudes financieros por qué clase de gente preparada se realizaron, la maldad repito no es producto de la falta de conocimientos ni cultura, es producto de rompimiento de valores falta de amor a prójimo antes que pensar en el castigo o en la ley que me impide realizar una mala acción, desde el inconsciente surgen los valores en forma instantánea limitando o permitiendo nuestra acción NADIE RECUERDA EL ARTICULO EL PARRAFO DE QUE LEY LO CONTIENE Y MUCHO MENOS SU SANCION , solo sabemos si o no lo debemos de hacer eso, es el acto de los de los valores limitar nuestros actos



    Sobre Zedillo, La campaña contra salinas fue justificada orquestada por Zedillo, el error de diciembre fue de su gobierno, la poca o nula acción para explotar las grandes oportunidades de los tratados de libre comercio que detonarían un crecimiento de México, todo esto fue del mal manejo del sr Zedillo y la complicidad de el caso Colosio digo solo complicidad porque nunca se aclaro nada sobre esto, Zedillo es un caso para profundizar en el y solo basta ver y oir su mal intencionada propuesta sobre las drogas



    La maldad esta presente y basta ver cuando se ataca solo al policía que en muchos casos ni seguro de vida tiene y es usado por el poder en turno para recolectar mordidas, protección al narco para obtener ganancias que son escalables hasta llegar estas ganancias al ultimo eslabón de la cadena de corrupción



    Como último ejemplo de corrupción legalizada, esta el aumento de sueldo insultante de los consejeros del IFE los cuales argumenta que es legal (pero no moral), mientras muchos trabajamos y luchamos por ganar algo y en muchos casos ni trabajo se tiene en esta época de crisis

    Los srs. Consejeros homologando a sus compañeros políticos diputados y senadores se aumentan el sueldo impunemente



    Otro caso de corrupción legal seria lo que esta sucediendo en el caso del programa mi tortilla de la secretaria de economía donde COMPITE cobra un curso de 8 hrs en $36 000.00 pesos, donde un sr ing elizandro lopez cobra y usa información para sus negocios (tel 52296100 ex 32042). El programa y su justificación es exelente , su ejecución tiende a ser corrupta

    ResponderEliminar
  5. Esteban,es muy grato tener una persona y su equipo que entiendo no son tapadera de nadie y por ello quiero comentarte que por aca en Chihuahua las cosas no son como las quieren hacer creer los informantes pues sabes; de que a las 7pm es la hora mas tarde en que puedes salir a la calle sin el maximo temor de ataques a ciudadanos comunes, no se diga a los negocios que con años de trabajo hemos fincado pues es tal la impunidad que no lo podemos creer, y si por un momento tienes la mala suerte de algun tropiezo; olvidate de la policia pues ya es un hecho que jamas van a llegar, por otro lado las personas dueñas de negocios que sobresalgan por alguna razón o ya los mataron o ya cerraron debido a que no pagan la cuota. En fin las malas lenguas dicen que el gobernador debe tales favores, que aquí ya todos lo sabemos que navegó en dos bandas y que ahora por ello no sabe ni para donde pero eso si su familia ya recide toda en E.U.y obiamente el va y biena y todos nosotros entreteniendole a los malandrines que ya es vergonzoso.En fin ya descargue parte de mi caraje y frustración porque no podemos hacer otra cosa nada mas que encargar a Dios nuestros hijos SALUDOS Elvira Gónzalez

    ResponderEliminar
  6. México, Un Capitalismo de Cuates: Denise Dresser

    México es un país privilegiado.
    Tiene una ubicación geográfica extraordinaria y cuenta con grandes riquezas naturales. Está poblado por millones de personas talentosas y trabajadoras.
    Pero a pesar de ello, la pregunta perenne sigue siendo: ¿por qué no crece a la velocidad que podría y debería? ¿Por qué seguimos discutiendo este tema año tras año, foro tras foro?
    Aventuro algunas respuestas, y les pediría que me acompañaran en un ejercicio intelectual, recordando aquel famoso libro de Madame Calderón de la Barca llamado "La vida en México", escrito en el siglo XVII, en el cual intenta describir las principales características del país.
    Si Madame Calderón de la Barca escribiera su famoso libro hoy, tendría que cambiarle el título a "Oligopolilandia". Porque desde el primer momento en el que pisara el país, se enfrentaría a los síntomas de una economía política disfuncional, con problemas que la crisis tan sólo agrava.
    Aterrizaría en uno de los aeropuertos más caros del mundo; se vería asediada por maleteros que controlan el servicio; tomaría un taxi de una compañía que se ha autodecretado un aumento de 30% en las tarifas, y si tuviera que cargar gasolina, lo haría sólo en Pemex.
    En el hotel habría 75% de probabilidades de que consumiera una tortilla vendida por un solo distribuidor, y si se enfermara del estómago y necesitara ir a una farmacia, descubriría que las medicinas allí cuestan más que en otros lugares que ha visitado.
    Si le hablara de larga distancia a su esposo para quejarse de esta situación, pagaría una de las tarifas más elevadas de la OCDE. Y si prendiera la televisión para distraerse ante el mal rato, descubriría que sólo existen dos cadenas.
    Para entender la situación en la que se encuentra, tendría que recordar lo que dijo Guillermo Ortiz hace unos días: "no hemos creado las condiciones para que los recursos se usen de manera eficiente", o tendría que leer el libro "Good Capitalism/Bad Capitalism", que explica por qué algunos países prosperan y otros se estancan; por qué algunos países promueven la equidad y otros no logran asegurarla.
    La respuesta se encuentra en la mezcla correcta de Estado y mercado, de regulación e innovación. La clave del éxito --o el fracaso-- se halla en el modelo económico, en la decisión de promover el capitalismo de Estado o el capitalismo oligárquico, o el capitalismo de las grandes empresas, o el capitalismo democrático.
    Hoy México es un ejemplo clásico de lo que el Nobel de Economía Joseph Stiglitz denomina "crony capitalism", el capitalismo de cuates, el capitalismo de cómplices, el capitalismo que no se basa en la competencia sino en su obstaculización.
    Ese andamiaje de privilegios y "posiciones dominantes" y nudos sindicales en sectores cruciales --telecomunicaciones, servicios financieros, transporte, energía-- que aprisiona a la economía y la vuelve ineficiente. Una mezcla de capitalismo de Estado y capitalismo oligárquico.
    Hoy, México --inmerso en la crisis-- está aún lejos de acceder al capitalismo dinámico, donde el Estado no protege privilegios. (En cambio) defiende cotos, elige ganadores y permite la perpetuación de un pequeño grupo de oligarcas, con el poder para vetar reformas que los perjudican.
    (No es) el capitalismo en el cual las autoridades crean condiciones para los mercados abiertos, competitivos, innovadores, que provean mejores productos a precios más baratos para los consumidores, para los ciudadanos.
    Hoy México carga con los resultados de esfuerzos fallidos por modernizar su economía durante los últimos 20 años.
    Las reformas de los 80 y 90 entrañaron la privatización, la liberalización comercial.
    Pero esas reformas no produjeron una economía de mercado dinámica, debido a la ausencia de una regulación gubernamental eficaz, capaz de crear mercados funcionales, competitivos.
    En vez de transparencia y reglas claras, prevaleció la discrecionalidad entre los empresarios que se beneficiaron de las privatizaciones, y los funcionarios del gobierno encargados de regularlos.
    Las declaraciones de Agustín Carstens el martes pasado, en torno a la necesidad de combatir los monopolios en telefonía, son bienvenidas.
    Lamentablemente, se dan 18 años tarde. Y allí están los resultados de reformas quizás bien intencionadas, pero mal instrumentadas: una economía que no crece lo suficiente, una élite empresarial que no compite lo suficiente, un modelo económico que concentra la riqueza y distribuye mal la que hay.
    Hoy México está atrapado por una red intrincada de privilegios y vetos empresariales y posiciones dominantes en el mercado que inhiben un terreno nivelado de juego.
    Una red descrita en el famoso artículo de la economista Anne Kruege: "The Political Economy of the Rent-Seeking Society" ("La Economía Política de la Sociedad Rentista").
    Una red que opera a base de favores, concesiones y protección regulatoria que el gobierno ofrece y miembros de la cúpula empresarial exigen como condición para invertir.
    ¿Quién? Alguien como el dueño de una distribuidora de maíz o el concesionario de una carretera privada o el comprador de un banco rescatado con el Fobaproa o el principal accionista de Telmex o el operador de una Afore.
    Estos actores capturan rentas a través de la explotación o manipulación del entorno económico, en lugar de generar ganancias legítimas a través de la innovación o la creación de riqueza.
    Y los consumidores de México contribuyen a la fortuna de los rentistas cada vez que pagan la cuenta telefónica, la conexión a Internet, la cuota en la carretera, la tortilla con un precio fijo, la comisión de las Afores, la comisión por la tarjeta de crédito... Ejemplo tras ejemplo de rentas extraídas a través de la manipulación de mercado.
    Y el rentismo acentúa la desigualdad, produce costos sociales, dilata el desarrollo, disminuye la productividad, aumenta los costos de transacción en una economía que --ante el imperativo de la competitividad-- necesita disminuirlos.
    Para extraer rentas, los "jugadores dominantes" han erigido altas barreras de entrada a nuevos jugadores, creando así cuellos de botella que inhiben la innovación y, por ende, el aumento de la productividad.
    Estos cuellos de botella inhiben el crecimiento de México en un mundo cada vez más globalizado y competitivo, y son una razón clave detrás de la persistente desigualdad social, como lo sugiere el reporte del Banco Mundial sobre México, titulado "Más allá de la polarización social y la captura del Estado".
    La concentración de la riqueza y del poder económico entre esos "jugadores dominantes" con frecuencia se traduce en ventajas injustas, captura regulatoria y políticas públicas que favorecen intereses particulares.
    Peor aún, convierte a representantes del interés público --muchos de los diputados y senadores sentados aquí-- en empleados de los intereses atrincherados. Convierte al gobierno en empleado de las personas más poderosas del país.
    Y lleva a las siguientes preguntas: ¿Quién gobierna en México? ¿El Senado o Ricardo Salinas Pliego cuando logra controlar los vericuetos del proceso legislativo? ¿La Secretaría de Comunicaciones y Transportes o Unefon? ¿La Comisión Nacional Bancaria o los bancos que se rehúsan a cumplir con las obligaciones de transparencia que la ley les exige? ¿ La Secretaría de Eduación Pública o Elba Esther Gordillo? ¿La Comisión Federal de Competencia o Carlos Slim? ¿Pemex o Carlos Romero Deschamps? ¿Ustedes o una serie de intereses que no logran contener?
    Porque ante los vacíos de autoridad, la captura regulatoria, y las decisiones de política pública que favorecen a una minoría, la respuesta parece obvia.
    México hoy padece lo que algunos llaman "Estados dentro del Estado", o lo que otros denominan "una economía sin un gobierno capaz de regularla de manera eficaz". Eso --y no la caída de la producción petrolera-- es lo que condena a México al subdesempeño crónico.
    Una y otra vez, el debate sobre cómo promover el crecimiento, cómo fomentar la inversión y cómo generar el empleo se encuentra fuera de foco.
    El gobierno cree que para lograr estos objetivos, basta con tenderle la mano al sector privado para que invierta bajo cualquier condición. Y el sector privado, por su parte, piensa que la panacea es que se le permita participar en el sector petrolero, por dar un ejemplo.
    Pero ésa es sólo una solución parcial a un problema más profundo. El meollo detrás de la mediocridad de México se encuentra en su estructura económica y en las reglas del juego que la apuntalan.
    Una estructura demasiado top heavy, o pesada, en la punta de la pirámide; una estructura oligopolizada donde unos cuantos se dedican a la extracción de rentas; una estructura de complicidades y colusiones que el gobierno permite y de la cual también se beneficia.
    Claro, muchos de los miembros del gobierno de Felipe Calderón, y muchos de los presentes en este foro, hablarán de crecimiento como una prioridad central.
    Pero más bien lo perciben como una variable residual. Más bien parecería que buscan --y duele como ciudadana reconocerlo-- asegurar un grado mínimo de avance para mantener la paz social, pero sin alterar la correlación de fuerzas existente. Sin cambiar la estructura económica de una manera fundamental.
    Y el problema surge cuando ese modelo comienza a generar monstruos; cuando ese apoyo gubernamental a ciertas personas produce monopolios, duopolios y oligopolios que ya no pueden ser controlados; cuando las "criaturas del Estado" --como las llama Moisés Naim-- amenazan con devorarlo.
    Sólo así se entiende la devolución gubernamental de 550 millones de dólares a Ricardo Salinas Pliego, por intereses supuestamente mal cobrados, un día antes del fin del sexenio de Vicente Fox.
    Sólo así se entiende el comunicado lamentable de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes hace un año, celebrando la alianza entre Telemundo y Televisa, cuando en realidad revela una claudicación gubernamental ante la posibilidad de una tercera cadena.
    Sólo así se comprende que nadie levante un dedo para sancionar a TV Azteca cuando viola la ley al rehusarse a transmitir los spots del IFE o se apropia del Cerro del Chiquihuite.
    Sólo así se entiende la aprobación de la llamada "Ley Televisa" por la Cámara de Diputados y la de Senadores en 2006.
    Sólo así se entiende la posposición ad infinitum en el Senado, de una nueva Ley de Medios para promover la competencia en el sector.
    Sólo así se comprende que la reforma de Pemex deje sin tocar el asunto del sindicato.
    Sólo así se entiende la posibilidad de dar entrada a Carlos Slim a la televisión, sin obligarlo a cumplir con las condiciones de su concesión original.
    Síntomas de un gobierno ineficaz. Señales de un gobierno doblegado. Muestras de un gobierno coludido.
    Con efectos cada vez más onerosos y cada vez más obvios que la crisis pone en evidencia, porque no logramos reformarnos a tiempo.
    Mucha riqueza, pocos beneficiarios. Crecimiento estancado, país aletargado. Intereses atrincherados, reformas diluidas. Poca competencia, baja competitividad. Poder concentrado, democracia puesta en jaque. Un gobierno que en lugar de domesticar a las criaturas que ha concebido, ahora vive aterrorizado por ellas.
    ¿Cuáles son las consecuencias del mal capitalismo mexicano? Donde las élites tradicionales son fuertes, la gobernabilidad democrática es poco eficaz, los partidos políticos tienden a ser minimalistas.
    En México, el incrementalismo de la política pública puede ser atribuido a élites tradicionales que usan su poder para bloquear reformas que afectan sus intereses, o asegurar iniciativas que protejan su situación privilegiada.
    Si ustedes verdaderamente quieren que México crezca, tendrán que crear la capacidad de regular y reformar en nombre del interés público.
    Tendrán que mandar señales inequívocas de cómo van a desactivar esos "centros de veto" que están bloqueando el crecimiento económico y la consolidación democrática: Los monopolistas abusivos, los sindicatos rapaces, las televisoras chantajistas, los empresarios privilegiados y sus aliados en el gobierno.
    Si ustedes verdaderamente quieren que México prospere, tendrán que tomar decisiones que desaten el dinamismo económico, que fortalezcan la capacidad regulatoria del Estado y contribuyan a construir mercados, que promuevan la competencia y, gracias a ello, aumenten la competitividad.
    En pocas palabras, usar la capacidad del Estado para contener a aquéllos con más poder en el gobierno, con más peso que el electorado, con más intereses que el interés público.
    ¿Qué hacer? Los conmino a leer textos tan influyentes como "The Growth Report" y "The Power of Productivity".
    A estar conscientes de lo que todo país interesado en crecer y competir debe hacer para lograrlo.
    A saber que ello requiere una economía capaz de producir bienes y servicio, de tal manera que los trabajadores puedan ganar más y más.
    A entender que ello se basa en la expansión rápida del conocimiento y la innovación; en nuevas formas de hacer las cosas y mejorarlas; en técnicas que aumentan la productividad de manera constante.
    A reconocer que las economías dinámicas suelen ser aquéllas capaces de promover la competencia y reducir las barreras de entrada a nuevos jugadores en el mercado.
    A entender que esa tarea del gobierno --a través de la regulación adecuada-- crea un entorno en el cual las empresas se ven presionadas por sus competidores para innovar y reducir precios, y pasar esos beneficios a los consumidores.
    A comprender que si eso no ocurre, nadie tiene incentivos para innovar. En lugar de ser motores de crecimiento, las empresas protegidas y/o monopólicas terminan estrangulándolo.
    En pocas palabras, la competitividad --factor indispensable para atraer la inversión y con ella remontar la crisis, como sugería Sanguinetti-- está vinculada a la competencia.
    El crecimiento económico está ligado a la competencia. La innovación y, por ende, el dinamismo y la creación de empleos, se desprenden de la competencia.
    La inversión que se canaliza hacia nuevos mercados y nuevas oportunidades es producto de la competencia. No es una condición suficiente, pero sí es una condición necesaria. No bastará por sí misma para desatar el crecimiento, pero sin ella jamás ocurrirá, por más dinero público que se inyecte a la economía mediante políticas contracíclicas.
    Y, ¿cómo empezar a empujar eso? Con una tercera cadena de televisión; con el fomento de la competencia en banda ancha a través de la red de la Comisión Federal de Electricidad; con el fortalecimiento de los órganos regulatorios, con la sanción a quienes violen los términos de su concesión; con la relación de mercados funcionales, como ya se logró con las aerolíneas de bajo costo; con medidas que empiecen a desmantelar cuellos de botella y a domesticar a esas "criaturas del Estado".
    Tiene que ver con la inauguración de un nuevo tipo de relación entre el Estado, el mercado y la sociedad.
    Porque si la clase política de este país no logra construir los cimientos del capitalismo democrático, condenará a México al subdesempeño crónico. Lo condenará a seguir siendo un terreno fértil para los movimientos populares contra las instituciones; un país que cojea permanentemente debido a las instituciones políticas que no logra remodelar; los monopolios públicos y privados que no logra desmantelar; las estructuras corporativas que no logra democratizar.
    Será lo que Felipe Calderón llama "un país de ganadores", donde siempre ganan los mismos.
    Un lugar donde muchas de las grandes fortunas empresariales se construyen a partir de la protección política, y no de la innovación empresarial.
    Un lugar donde el crecimiento de los últimos años ha sido menor que en el resto de América Latina debido a los cuellos de botella que los oligopolios han diseñado, y que sus amigos en el gobierno les ayudan a defender.
    Un lugar donde las penurias que Madame Calderón de la Barca enfrentó con los aeropuertos, los maleteros, los taxis, las gasolineras, la telefonía y la televisión son las mismas que padecen millones de mexicanos más.
    Ese consumidor sin voz, sin alternativa, sin protección. Ese hombre invisible. Esa mujer sin rostro.
    Esa persona que paga --mes tras mes-- tarifas telefónicas más altas que en casi cualquier parte del mundo.
    Esa compañía que paga --mes con mes-- servicios de telecomunicaciones que elevan sus gastos de operación y reducen sus ganancias.
    Miles de personas con comisiones por servicios financieros que no logran entender, con cobros inusitados que nadie puede explicar, parados en la cola de los bancos. Allí varados. Allí desprotegidos. Allí sin opciones. Allí afuera.
    Víctimas de un sistema económico disfuncional, institucionalizado por una clase política que aplaude la aprobación de reformas que no atacan el corazón del problema.
    Presidentes, secretarios de Estado, diputados, senadores y empresarios que celebran el consenso para no cambiar.
    Aunque se agradece que este foro finalmente acepte la magnitud de la crisis, si de aquí no surgen medidas concretas para mirar más allá de la coyuntura, revelará nuevamente nuestra incapacidad para encarar honestamente los problemas que México viene arrastrando desde hace décadas.
    Revelará la propensión de los sentados aquí a proponer reformas aisladas, a anunciar medidas cortoplacistas, a eludir las distorsiones del sistema económico, a instrumentar políticas públicas a pedacitos, para llegar a acuerdos que sólo perpetúan el statu quo.
    Mientras tanto, la realidad acecha a golpes de 327 mil despidos, crecimiento negativo, el lugar 60 de 134 en el Índice Global de Competitividad y una nación que dice reformarse mientras evita hacerlo.
    México no crece por la forma en la cual se usa y se ejerce y se comparte el poder. Ni más ni menos.
    Por las reglas discrecionales y politizadas que rigen a la república mafiosa, a la economía "de cuates".
    Por la supervivencia de las estructuras corporativas que el gobierno creó y sigue financiando.
    Por un modelo económico que canaliza las rentas del petróleo a demasiadas clientelas.
    Por un sistema político que funciona muy bien para sus partidos, pero muy mal para sus ciudadanos. Un sistema de "extracción sin representación".
    Creando así un país poblado por personas obligadas a diluir la esperanza; a encoger las expectativas; a cruzar la frontera al paso de 400 mil personas al año en busca de la movilidad social que no encuentran aquí; a vivir con la palma extendida esperando la próxima dádiva del próximo político; a marchar en las calles porque piensan que nadie en el gobierno los escucha; a desconfiar de las instituciones; a presenciar la muerte común de los sueños porque México no avanza a la velocidad que podría y debería.




    espero sea de su interes esta columna....
    saludos ....
    a l i c

    ResponderEliminar
  7. Sánchez Vargasfebrero 27, 2009

    Siento aún más que la situación no está nada fácil, pero que pasa con el dicho "soñar no cuesta nada”, qué pasa con la ilusión, el esfuerzo y la constancia del trabajo de todos los días? si hay la posibilidad de comprar un auto nuevo y es precisamente en esta época, le pregunto Maestro Vigil, hay que tener miedo? si dicen que no hay que gastar en cosas que no sean de primera nesecidad. Si escuché a Esteban decir y tiene toda la razón, que aún las personas que no generan utilidades al enajenar un artículo que no es de primera necesidad tienen familias que mantener.
    Por otro lado qué pasa con las pensiones?, conozco a una persona discapacitada, que con toda esta situación le ha sido el doble de difícil, y aparte de todo su ayuda no llega; qué es lo que pasa?, tiene algo que ver el 5 de julio?

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Alicia en lugar de rezarse o mas bien piratearse las ideas de los demás tenga criterio propio y mejor retirese de nuevo al asilo del que nunca débio salir! Atentamente : Alguien consciente.

    ResponderEliminar
  9. Ya apareció el muerto

    saludos finger

    ResponderEliminar
  10. «« Apolo »»marzo 01, 2009

    Sra. Alicia, que buena columna nos ha compartido la mera verdad. La voy a terminar de leer y al rato comentaré al respecto.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  11. Bueno pues dado que no existe un futuro para México económicamente bueno, tendré que cambiar un poco y dejar mi egoísmo aun lado y olvidarme de los logros económicos

    ResponderEliminar
  12. La situación económica en este momento se torna difícil, pero como todos sabemos el problema no es nacional únicamente, es una crisis mundial.

    Yo también escuché lo que comenta Sánchez Vargas y complementando el tema, también se ha dicho de la reactivación económica interna, es decir, no tenemos que dejar de consumir, si no mas bien consumir productos de fabricación nacional, para lo cual pienso que seria excelente si aprovecháramos los medios con que contamos para promover esto, para lo cual a mi se me ha ocurrido, a reserva de lo que opinen abrir una sección de productos de todo tipo pero que sean obviamente de fabricación nacional, que sean o que tengan calidad ya que en México de que los hay los hay.

    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  13. Hola, en general me agrada el programa, solo que ya me está enfadando que Esteban Arce trivialice todos los temas que se tocan, algunos de ellos de sumo interés para algunos de nosotros(todavía parte de su auditorio), ya nos dimos cuenta que los únicos temas que maneja con cierta fluidéz son los deportes,los toros y la iglesia católica, ok, perfecto, pero cuando presenten un reportaje sobre algún tema interesante, le pido a Esteban que no boicotée a sus compañeros solo porque a él no le interesa ningún otro tema, le pido que nos deje escuchar lo que tienen que decir otras personas sobre otros tópicos que ovbiamente no son de su interés, que recuerde que uno de los grandes pecados es la envidia, y que ésta lo lleva a tratar de minimizar el trabajo de sus colaboradores y caer en la deslealtad, no hay que ser tan inseguro, al principio de éste blogh dice en la descripción del programa que abordan la noticia de una manera cotorrona"pero sin perder la seriedad", y el tratar de burlarse de todo solo porque no se sabe nada del tema lo hace verse como una persona ignorante e insensible.

    ResponderEliminar
  14. Buen día maestro Vigil, yo comenté que a Luis tellez el escandalo le pasaría una factura muy cara, y creo que finalmente así fue ya que renuncio al cargo y se fue con una etiqueta no muy grata para su futuro dentro del sistema político. Que lastima que perdió la gran oportunidad de quedarse callado en aquella "alegre" comida, a ver si aprende de esto y se recupera cosa que veo muy difícil...

    por otro lado he platicado con gente supuesta mente bien informada y me dicen que el dolar se estabilizara en 18 pesos, en fin, por otro lado también me dijo que para los que trabajan fuerte y con objetivos, la crisis no existe. Que así sea...

    Maestro vigil, quisiera por medio de este blog sugerirle un tema que a mi me confunde mucho y es el liderazgo que empleó Fidel Castro para lograr su revolución y durar tantos años en el poder, como logro forjar y comandar a lideres del calibre del Che Guevara y otros. Bueno, le mando un saludo y le deseo un gran día maestro.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  15. Maestro, Creo que Luis Tellez no ocupa que lo defiendas, muy probable salinas si se robo la mitad de la partida secreta, si en lo personal no te afecto en lo economico el periodo Salinas, encuesta al publico y publica el resultado? y respecto a Aristegui tiene mucho valor!

    ResponderEliminar
  16. Maestro: checa estohttp://www.youtube.com/watch?v=mokLHLss3Nw&feature=related

    ResponderEliminar
  17. PÒRFA PROMUEBAN LOS VALORES POR QUE LOS CHAVOS ESTAN COMO PICA FLOR Y ALAS CHAVAS LES VALE COMO A HORA HAY COMO PRENIR CREEME QUE TODOS LO LAMENTAN AL VERSE YA CON X EMFERMEDAD , ME ENTERE DE UN CASO DE UN CHAVO QUE AL SER CONTAGIADO DE PAPILOMA HUMANO SIGUIO TENIENDO RELACIONE CON OTRAS CHAVAS ENTRE 15 Y 33 AÑOS EL YA SABE LO QUE TIENE Y NO LE IMPORTO ES MAS LAS EMBARAZO.
    ANTES DE ABLARLES A LOS HIJO DE RELACIONES SEXUALES ABLARAN DE LOS BALORES QUE SEAN PERDIDO HAY UN PEQUEÑO GRUPO QUE SE REUNE TODOS LOS DIAS EN UN PARQUESITO DE MI COLONIA Y ELLOS ME PIDIERON QUE LES COMENTARA DE LOS PROBLEMAS QUE AN PASADO SOLO TOME UNO DE ELLOS POR QUE LOS DE MAS SON CASOS MUY FUERTES OJALA LO TOMARAN ENCUENTA. GRASIAS POR TOMAR EN CUENTA ESTA PEQUEÑA PERO UTIL NOTA. DENTRO DE POCO MANDAREMOS MAS DATOS DE NUESTRO ESTADO Y PUNTO DE REUNION. ATTE: EL GRUPO DE SUPERACION OTRA OPORTUNIDAD.

    ResponderEliminar

Ahora sí, este blog NO acepta comentarios anónimos

Todas las opiniones aquí expresadas son responsabilidad de quien las escribe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...